Acerca de la Cooperación Sur-Sur y Triangular

La cooperación Sur-Sur es un marco amplio de colaboración entre los países del Sur en los ámbitos político, económico, social, cultural, medioambiental y técnico. Con la participación de dos o más países en desarrollo, se puede dar sobre una base bilateral, regional, dentro de las regiones o entre las regiones. Los países en desarrollo comparten conocimientos, habilidades, experiencias y recursos para lograr sus objetivos de desarrollo a través de esfuerzos conjuntos. Los desarrollos recientes en lo relativo a la cooperación Sur-Sur se han traducido en un mayor volumen de comercio Sur-Sur, en flujos Sur-Sur de inversiones extranjeras directas, en movimientos hacia la integración regional, en transferencias de tecnología, en compartir soluciones y expertos, y en otras formas de intercambio.

La cooperación triangular es la colaboración en la que los países donantes tradicionales y las organizaciones multilaterales facilitan las iniciativas Sur-Sur por medio de fondos, formación, gestión y sistemas tecnológicos, además de otras formas de apoyo.

 

Principios rectores de la cooperación Sur-Sur

La cooperación Sur-Sur es una manifestación de solidaridad entre los pueblos y los países del Sur que contribuye a su bienestar nacional, a su autosuficiencia nacional y colectiva y al logro de los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente, incluyendo la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La agenda de la cooperación Sur-Sur y las iniciativas de la cooperación Sur-Sur deben ser establecidas por los países del Sur, guiados por los principios de respeto de la soberanía nacional, de autoría e independencia nacional, de igualdad, de no dependencia y no interferencia en los asuntos internos y de beneficios mutuos.

 

Objetivos de la cooperación Sur-Sur

Los principales objetivos de la cooperación Sur-Sur, según el Plan de Acción de Buenos Aires para Promover y Realizar la Cooperación Técnica entre los Países en Desarrollo aprobado por la Asamblea General en 1978 (resolución 33/134), son de:

  • fomentar la autosuficiencia de los países en desarrollo aumentando la capacidad creativa para encontrar soluciones a sus problemas de desarrollo, según sus propias aspiraciones, valores y necesidades específicas;
  • promover y fortalecer la autosuficiencia colectiva entre los países en desarrollo a través del intercambio de experiencia, de aunar, compartir y usar sus recursos técnicos y otros, y del desarrollo de sus capacidades complementarias;
  • fortalecer la capacidad de los países en desarrollo de identificar y analizar juntos sus principales problemas de desarrollo, formulando las estrategias requeridas para resolverlos;
  • aumentar la cantidad y mejorar la calidad de la cooperación internacional en materia de desarrollo a través de la reunión de las capacidades para mejorar la eficacia de los recursos dedicados a dicha cooperación;
  • crear y fortalecer las capacidades tecnológicas existentes en los países en desarrollo para mejorar la eficacia con la que esas capacidades se usan y para mejorar la habilidad de los países en desarrollo de absorber y adaptar la tecnología y los conocimientos para colmar sus necesidades de desarrollo específicas;
  • aumentar y mejorar las comunicaciones entre los países en desarrollo, para alcanzar una mejor comprensión de los problemas comunes y un mejor acceso a los conocimientos y experiencias existentes, así como para crear nuevos conocimientos relativos a la solución de los problemas de desarrollo;
  • reconocer y responder a los problemas y requisitos de los países menos adelantados, de los países en desarrollo sin litoral, a los pequeños Estados insulares en desarrollo y de los países más afectados por, a título de ejemplo, los desastres naturales y otras crisis; y
  • permitir a los países en desarrollo alcanzar un mayor grado de participación en las actividades económicas internacionales y ampliar la cooperación internacional en materia de desarrollo.

 

Base de datos de las experiencias y soluciones Sur-Sur y triangulares: